Educación emocional

Educación emocional

0

Confiamos en todas las habilidades…

 

…que tienen los niños y niñas y es importante decirles que son especiales y diferentes.

Las emociones de los niños/as están en el centro de todas nuestras actuaciones porque, de los 0 a los 3 años, es cuando se sientan las bases para el desarrollo saludable de la personalidad. Es por eso que acompañamos a los niños/as en este proceso de descubrimientos constantes con una actitud respetuosa y una mirada abierta que nos aporte el equilibrio necesario para decidir que es lo mejor en cada momento. La búsqueda de la autonomía emocional consiste en no querer enseñar nada que el niño o niña no pueda vivir, sentir y, finalmente, aprender por él o ella misma.

La educación emocional nos enseña a transformar las emociones negativas en algo positivo y consciente. Núria Sánchez Romanos ha sido quien nos ha formado y entrenado para que esto sea posible con éxito, con su método NSR.

«Nos ha enseñado a ver y mirar, hemos aprendido a no ver las cosas como problemas sino como retos y eso es muy motivador. Es una entrenadora muy potente porque hace que tú veas las soluciones sin que ella te las diga, con lo cual te prepara el camino pero tú eres quien decide en todo momento lo que quieres hacer o lo que crees que es mejor. De esta manera, nos hacemos emocionalmente autónomas y nos permitimos equivocarnos. Hace que confiemos en nosotras mismas y así ser capaces de tomar decisiones, etc. Trabajar con ella es muy enriquecedor a nivel personal y profesional. Es transparente, generosa, empática y, cuando te habla, sabes que estás con la persona adecuada y te dejas llevar. Nos ha aportado conocernos a nosotras mismas y confiar en que podemos hacer lo que nos propongamos».

Ahora podemos compartir lo que hemos aprendido con las familias y los resultados son muy buenos.

En educación emocional, la intención está en la voluntad de hacer las cosas y nos ayuda a ser conscientes de nuestras emociones para poder gestionarlas y aprender a resolver los conflictos sintiéndonos seguras y disfrutando de lo que hacemos. Las personas tenemos diferentes maneras de captar, sentir, decir, pensar y procesar una misma información. Esta es la personalidad que nos hace ser diferentes y únicas. La emoción es la energía que nos mueve para conseguir lo que queremos o para evitarlo.

Cuando las personas adultas tenemos esta actitud integrada hacemos las cosas motivadas y contagiamos, sin querer, un ambiente agradable y empático, transmitiéndolo a los niños y niñas que se les entrena para resolver los conflictos buscando soluciones y acompañándoles con refuerzo positivo para que así sea.

 

Deixa el teu comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *