Educación emocional

Educación emocional

0

En continua formación

La educación emocional nos enseña a transformar las emociones negativas en algo positivo y consciente. La Núria Sanchez Romanos es la formadora que nos acompaña y guía para que esto sea posible con éxito, con su método NSR

“ Núria es una persona muy profesional que sabe lo que quiere y donde quiere llegar. No ha enseñado a ver y mirar, y hemos aprendido a no ver las cosas como problemas sino como retos y esto es muy motivador. Es una entrenadora muy potente porque hace que veamos las soluciones sin que ella te lo diga, con lo cual te prepara el camino pero tú eres quien decides en todo momento lo que quieres hacer o lo que crees que es mejor. De esta manera nos hacemos autónomos y nos permitimos equivocarnos. Hace que confiemos en nosotros mismos y así ser capaces de tomar decisiones , etc. Trabajar con ella es muy enriquidor a nivel personal y profesional. Si de verdad crees en lo que te dice solo la tienes que escuchar y ya encontraras aquello que estas buscando. Es transparente, generosa, empática, y cuando te habla sabes que estas con la persona adecuada y te dejas llevar. Nos ha aportado conocernos a nosotros mismos y a confiar en que podemos hacer lo que nos propongamos. Ahora podemos compartir lo que hemos aprendido con las familias y los resultados son muy buenos.

Gracias Nuria por confiar en nuestro proyecto.”

 

En educación emocional la intención está en la voluntad de hacer las cosas. Las personas tenemos diferentes maneras para captar, sentir, decir, pensar y procesar una misma información. Esto es la personalidad que nos hace ser diferentes y únicos. La emoción es la energía que nos mueve para conseguir aquello que queremos o para evitarlo.

La educación emocional nos ayuda a gestionar los conflictos , a ser conscientes de nuestras emociones , a disfrutar de lo que hacemos.

Todo esto nos ayuda a ser emocionalmente autónomos , es decir, ser conscientes de nuestras emociones para poder gestionarlas y saber resolver los conflictos o situaciones y sentirnos seguros . Cuando los adultos tenemos esta actitud integrada hacemos las cosas motivados y contagiamos, sin querer, un ambiente agradable y empático, todo transmitiéndolo a los niños y niñas.

A los niños y niñas se les enseña a resolver los conflictos buscando soluciones y acompañándolos para que esto sea así.