Articles

Gestionar el duelo de un niño/a

¿ COMO GESTIONAMOS EL DUELO DE UN NIÑO/A? ¿LA PÉRDIDA DE UNA HERMANITA/O QUE NO HA NACIDO?

Vivir la pérdida de una persona querida para los adultos es difícil, pero ¿como la vive una niña/o?

Familia con un/a niño/a de 2 años esperando otro/a hermanito/a. Todos están muy ilusionados hasta que al 3r mes se rompe por la marcha del pequeño/a. El niño/a se muestra enfadado/a y triste ya que no entiende los cambios emocionales de los adultos que le rodean. Desde la escuela se puede planificar la gestión del duelo para acompañar también a la familia, emocionalmente hablando y que se sienta reforzada para poder gestionar la pérdida. Es importante explicar al niño/a lo que ha pasado porque el/ella necesita escucharos. El/ella se ha dado cuenta que ha pasado alguna cosa, que las rutinas han cambiado y no entiende que nadie le diga nada. Los adultos lo hacemos para que no sufran, pero si se le esconde el/ella lo puede relacionar que la pérdida es mala. Es bueno explicar al niño/a que ha pasado y no porque ha pasado. De esta manera, se le transmite confianza y seguridad provocando que pueda aprender a gestionar las emociones que haya retenido. El/ella puede ser que ya no toque la barriga de la madre como antes ya que las sensaciones no son las que ha vivido.

¿Cómo lo hacemos? Decirle que el corazón ha dejado de latir y contestar a todo lo que pregunte de manera simple para ir cerrando las preocupaciones que le queden pendientes. Los niños/as necesitan sentirse seguros y que todo está bien. Con estos recursos se sienten importantes y que forman parte del núcleo familiar. Poco a poco, con la confianza y vínculo afectivo que se ha creado tan fuerte por la experiencia pasada, irá volviendo a la normalidad.

Evitar expresiones como el bebé está durmiendo, perdido o que se ha ido, ya que podría coger miedo a ir a dormir o cada vez que no esté con los adultos referentes piense que no volvéis. Es bueno expresar los sentimientos porque los adultos también necesitamos llorar.

Para poder cerrar este proceso, se puede sugerir hacer un dibujo para el hermanito/a y enviarlo en globo al cielo para hacer la despedida. Delante de las reacciones inesperadas explicar que no es culpa suya. Quizás que esté enfadado/a con los adultos. Todo está bien, ya que es la manera que tiene de canalizar la frustración y tristeza que se vive en su entorno.

Contestarle las veces que haga falta a las preguntas que haga porque solo necesita entender lo que le pasa y no pensar que no se le explica bien las dudas que tenga. Los niños/as necesitan sentirse seguros/as.

No somos perfectos : LLORAMOS, si pasa, delante de ellos/as.

[really_simple_share button='facebook_share']